El secreto de la abuela que ama demasiado a su auto Mercury

9:38 p. m. Juan Antonio Perez Saez 0 Comments


Lo curioso está en los números: la dueña tiene 93 años de edad y su automóvil, en 48 años, ha sobrevivido a tres matrimonios y 18 cambios de batería y recorrido una distancia de 927.000 kilómetros, más que un viaje de regreso a la Luna.

Rachel Veitch, una abuela estadounidense de la Florida, adquirió su Mercury Comet Caliente por US$3.289 en febrero de 1964, el mismo año en que el grupo británico The Beatles ocupaba las primeras cinco posiciones en la lista de sencillos de Estados Unidos con canciones como "She Loves You".

Y tanto amó ella su vehículo que lo condujo hasta el 9 de marzo pasado.

Ese día tuvo que alejarse oficialmente del volante por problemas de visión.

A la venta

Ahora, el auto tiene un valor aproximado de US$12.000 y su propietaria muestra un celo bastante peculiar: no quiere legarlo a su familia de cuatro hijos, nueve nietos y 11 bisnietos por temor a que el vehículo no reciba los suficientes cuidados.

Es por eso que la abuela -quien se desempeñó como enfermera- quiere venderlo... y no a cualquiera.

Veitch tiene puesta la vista en el presentador de televisión Jay Leno, el anfitrión del programa TheTonight Show y un entusiasta de los carros clásicos.

"No he hablado con Jay Leno", declaró Veitch a la televisión de su país.

"Sin embargo, me pregunto si él estaría interesado".
No obstante, parece que le cuesta desprenderse del vehículo. "No creo que deberíamos empezar a hablar de eso en este momento".

Quizás la postergación se deba a que Rachel Veitch sigue haciendo planes con el Mercury, el cual será mostrado en una exhibición de autos antiguos en el estado de Wisconsin, en julio próximo.
Después "ya veremos", aseveró.

El secreto

Pese a su largo tiempo rodando, el Mercury Comet Caliente no ostenta ni por asomo Récord Guinness en la categoría de mayor kilometraje.

El récord lo tiene el también estadounidense Irv Gordon quien entró en el Libro Guinness en 1998 por los 2,72 millones de kilómetros de su Volvo P1800 de 1966.

Pero aunque no sea recordista en distancia, Veitch habla con autoridad cuando revela un secreto: el de su larga y estrecha relación con su vehículo.

La clave se resume en dos palabras: "cuidado y atención".
Algunos, con razón o no, podrían preguntarse si algo de celos habrán sentido con el Mercury Comet Caliente los tres maridos que tuvo la abuela.

0 comentarios:

Deja aquí tus comentarios: